Escuchanos por Internet


en Web en Blog

29.6.09

Cristina aceptó la derrota pero nacionalizó el resultado

La presidenta dijo que en todo el país el oficialismo sumó 31 por ciento de los votos. Nacionalizó el resultado. Sin ambios en el gabinete.Palos a Cobos. Análisis polílico oficial


29/06/09Por Roberto Aguirre BlancoLa presidenta Cristina Kirchner reconoció la derrota del oficialismo en las elecciones legislativas del domingo pero evaluó que a nivel nacional el gobierno mantuvo el primer lugar la lograr el 31 por ciento de los votos.En ese análisis planteó que la Calición Civica se ubicó segundo con 29 por ciento de los votos y el PRO en tercer lugar con 18.50 por ciento."Esto demuestra que se estaría produciendo una suerte de tripartidismo en la Argentina en una copia de modelos europeos", dijo la presidenta durante uan Conferencia de Prensa en Casa de Gobierno.La jefa de Estado dijo que no se "intenta ignorar la derrota de la provincia de Buenos Aires que solo fue por dos puntos".También dijo que es "normal" que los gobiernos sufran derrotas legislativas en la segunda parte de sus administriones.En ese escenario, durante una conferencia de prensa que realizó en el Salón Sur de la Casa de Gobierno por más de una hora, pidió responsabilidad a la oposición por lanecesidad de "crear consensos a la hora de buscar la gobernabilidad"."Este resultado va a exigir acuerdos para lograr la gobernabilidad en el Congreso a pesar que tengamos la primera minoría en ambas cámaras. Es una responsabilidad compartida".Luego descartó que se produjeran en el futuro inmediato cambios en el gabinete nacional y reiteró que no "había motivos que justificaran cambios por la derrota en la provincia de Buenos Aires", para luego insistir que a nivel nacional el oficialismo no perdió.Tuvo también un momento cargado de "bronca", manifestado por volver atrás con una respuesta sobre el vicepresidente Julio Cobos, como demostrando que aún tiene la espina clavada por la resolución de la 125.Con respecto a la relación con su ex compañero de fórmula en 2007 dijo que seguirá "igual a la que se sostiene desde el debate de las 125. No habrá cambios".En ese momento, cuando otro periodista iniciaba una nueva pregunta, regresó a la respuesta y se quejó abiertamente."¿Algunos de uds conoce un vicepresidente de algún país que pertenezca a una lista opositora?. No, no lo hay".A la hora en la cual fue cuestionada por si la derrota en la provincia de buenos Aires y distritos importantes, la presidenta aceptó ese debacle electoral pero planteó una necesidad de comparación con elecciones de dirigentes de la oposición.En ese marco cargó contra Mauricio Macri y evaluó que el actual jefe de Gobierno porteño perdió en dos años de gestión la mitad de los votos."En 2007 sacó más del 60 por ciento de los votos(en realidad se refirió al balotage de las elecciones porteñas) y este domingo apenas logro el 31. Les pido que sean mas justos en el análisis", se quejó ante los medios de prensa la jefa de EstadoAprovechó en ese momento para dar un guiño a la excelente elección porteña de Fernando "Pino" Solanas y se lamentó de no poder haber seducido desde un "poryecto más amplio" a un dirigente con tantos "valores".Otro momento especial fue cuando se tuvo que referir a la derrota electoral del oficialismo en Santa Cruz, territorio donde los Kirchner no perdían desde hace 20 años."Seguramente se debió a problemas de gestión y también a nuestra ausencia en el territorio", evaluó la presidenta."Se deberá seguramente hacer un fuerte análisis de los motivos, pero les quiero recordar que en El Calafate, mi lugar en el mundo, ganamos por el 60 por ciento de los votos".Posteriormente negó que pudieran existir "grandes cambios en la gestión" negó unaposible devaluación, aumento de precios y negó que su gobierno manipule los datos del INDEC."Un informe del FMI habla de la certeza de los datos del INDEC", dijo la presidenta.En un momento de reflexión recordó una charla con tres periodistas en un viaje reciente a Suiza y planteó que la prensa no es igual de "obketiva" con el oficialismo como con la opisición."Es una percepción, quizas me equivoque, pero me parece que la oficislismo se lo critica y cuestiona y a la oposición se la avala y alienta".A pesar de estar más de una hora frente a un centenar de periodistas, los medios de prensa se quejaron porque solo respondió a nueve preguntas solamente y que debieron ser consensuadas entre los medios presente. Una pena, había tanto para decir.

No hay comentarios: