Escuchanos por Internet


en Web en Blog

29.2.12

Movimiento Libres del Sur

ARGENTINA DEBE VOLVER A TENER SU EMPRESA PETROLERA ESTATAL
 
  Al gobierno de Cristina Kirchner le acaba de venir un brote nacionalista con el petróleo, y voceros oficiales y oficiosos deslizan una y otra vez que intervendrían YPF. El gobernador de Chubut, regresado al oficialismo, hasta dice ahora que le sacarían áreas concesionadas a dicha empresa por falta de inversión en ellas. En buena hora si es que se deciden a todo ello, después de casi 9 años de inacción.
  No es fácil de todas maneras ver que vayan mucho mas allá del discurso, habida cuenta que tanto la presidenta como los gobernadores oficialistas estuvieron siempre muy de acuerdo con darle continuidad a la política petrolera del menemismo. Conociendo incluso las consecuencias que finalmente traería dicha estrategia: enormes ganancias para las empresas petroleras que sacan al exterior en lugar de invertir, pérdida acelerada de reservas tanto de petróleo como de gas, creciente déficit comercial externo energético que este año ya excedió los 3.000 millones de dólares, etc. Pero como la necesidad tiene cara de hereje, habrá que ver que sucede finalmente.
  Cabe al respecto señalar que, como acaba de expresar  Nicolás Gadano, ex economista jefe de YPF privatizada: "El 88% de las reservas de hidrocarburos del mundo está en manos de empresas estatales. Históricamente, los países ricos en estos recursos fueron víctimas de abusos de empresas que explotaban sus yacimientos, y encontraron que la manera de asegurarse el control de la renta petrolera era a través de empresas estatales". A confesión de parte relevo de prueba.
  Por ende, y teniendo presente no solo estas aseveraciones, sino también la significación que tuvo YPF para el país cuando el petróleo estaba en manos del Estado, es evidente que si queremos -como sostiene el FAP en su programa- una Argentina industrializada, con desarrollo económico y social sustentable, es indispensable iniciar el proceso de renacionalización del petróleo.
  Los primeros y fundamentales pasos para ello son: que nuestro país vuelva a tener una gran petrolera estatal; y al mismo tiempo que se ponga fin a las concesiones en las áreas donde están los principales yacimientos, apoyándose para ello en el incumplimientos de los contratos por parte de las empresas privadas que hoy -recién- se denuncian.
  Esperemos que la presidenta en esta cuestión tan trascendente para los intereses nacionales -presentes y futuros- no esté solo pergeñando una maniobra para sacar rédito político sin cambiar nada de fondo, como otras veces ha hecho. Si por las razones que sea, decide modificar la política petrolera por una mas soberana en serio, seguramente la vamos a apoyar. Si no lo hace, mantendremos como hasta ahora, nuestra dura crítica.

Humberto Tumini
Movimiento Libres del Sur - Frente Amplio Progresista

No hay comentarios: