Escuchanos por Internet


en Web en Blog

8.4.12

KOLINA San Luis

Opinión de KOLINA San Luis sobre el discurso de Claudio Poggi en la apertura de sesiones legislativas de la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia.


Siga siga…

El flamante Gobernador de san Luis por Compromiso Federal, Claudio Poggi, dio su discurso de apertura en la Legislatura provincial con grandes expectativas por parte de los ciudadanos de poder conocer “el cambio” propuesto en su campaña. Una vez finalizado el mismo, reinó el desconcierto en algunos y el alivio en otros ya que quedó plasmado claramente el “seguimos” antes que el “cambio”.
Luego de un detalle, como buen CPN, expresado en números de lo que han sido sus primeros 100 días de gobierno, expuso los proyectos a futuro:

Infraestructura eléctrica y agua:
Planteó nuevas inversiones en relación a los dos recursos; esto nos resulta importante debido que se crearon, primero, las empresas para luego ver en qué se va a invertir, Ej. “Agua San Luis”. Es evidente que sus antecesores a los cuales él va a “copiar” no pudieron en 28 años crear las condiciones necesarias para afrontar las crisis que puedan plantearse en relación a la energía, pero sí nos consta que se invirtió fortuna en diques en distintos lugares de la provincia.

Deporte, Salud y Educación
Pretende fortalecer la política de Deporte y de Educación de la provincia, pero lo que no queda claro es cómo va armonizar esta intención con la distracción de fondos que implica la organización, por ejemplo, del Tour de san Luis en lo que hace a deporte, ¿no podríamos haber utilizado ese dinero antes para fortalecer los clubes puntanos que contienen a nuestras familias? Y si no se hizo antes, en este “cambio” no lo podemos hacer? Eso sí, no seria de interés para ESPN y FOX Sports.
Entre los anuncios de Poggi en la Legislatura, sorprendió uno que lo desnuda íntegramente en su concepción oligárquica, elitista y excluyente, y es el Proyecto que anunció de otorgar créditos fiscales para fomentar la inversión en el Sistema de Salud Privado.
Desde 1976 el estado intentó desentenderse de su obligación constitucional de garantizar la salud de todos los ciudadanos, independientemente de su condición social, económica, religiosa, racial o con diferentes capacidades, y ha elaborado planes, coincidentes con la teoría de mercado que domina el mundo actual, transformando a la Salud Pública en la "medicina de los pobres", intentando igualar para abajo.
Lo que propone ese proyecto, es subsidiar a la medicina privada, las prepagas (última creación neoliberal en los 90) y las obras sociales devenidas en empresas, para que proporcionen (de acuerdo a los valores del mercado) lo que la Salud Pública no puede dar.
La concepción de Salud del Proyecto Nacional y Popular, es pensando en el DERECHO de cada ciudadano a vivir con dignidad y con igualdad de oportunidades, sin discriminación.
Al Pensar a la Salud Pública como Salud para los pobres, se la reduce a un conjunto de prestaciones de pésima calidad, ineficiente e insuficiente para las reales necesidades de todos los ciudadanos.
En el Proyecto Nacional y Popular, el Estado pretende recuperar su rol rector y prestador crecientemente dominante, colocando al sector Público en el centro, y desde aquí hacer jugar a los otros subsectores (privados, obras sociales y prepagas) a su alrededor.  Es decir: el Estado dicta la política de Salud para todos los sectores a fin de que no haya excluidos. Lo   que propone Poggi con su proyecto de Ley es todo lo contrario.
Hoy, el Gobierno Nacional garantiza además, el concepto de INTEGRALIDAD.  No se puede hablar de salud si una persona no tiene trabajo, no puede estudiar, no se alimenta en forma adecuada; no consume agua potable;  no tiene un entorno de contención social basado en el diálogo y la solidaridad; posibilidades seguras y confiables de recreación y esparcimiento.
Pero esto debemos construirlo entre todos; no debe ser impuesto desde arriba. Sólo puede prosperar un proyecto de salud justo, inclusivo y oportuno si hay un pueblo que lo construye, lo sostiene y lo defiende.  Es un derecho social inalienable y la responsabilidad del Estado es garantizar el ejercicio pleno del mismo a todos los habitantes.
Por lo expuesto, el anuncio de Poggi es repudiable en todo sentido pues se aleja diametralmente de nuestro proyecto de País.
También podemos mencionar la falta de equipamiento de los hospitales, el estado de los edificios educativos y la condición de trabajo de nuestros docentes, de los cuales los referentes de Claudio Poggi (hermanos Rodríguez Saá) solo se ocuparon de ellos con políticas de shock momentáneas y efímeras con un alto costo para todos. Nos seguimos preguntando: ¿también va a copiar esto?.

Proyecto de “Expropiación Temporaria de empresas”
Justo cuando en la Provincia de San Luis se producen situaciones urgentes en empresas en quiebra o abandonadas o que se encuentran en la situación de hacer peligrar la fuente de trabajo, donde hay trabajadores que se organizan para preservar su fuente laboral a través del asociativismo, el Gobernador propone un proyecto de Ley con una figura legal que le preservaría la propiedad a empresarios “pícaros” –tal cual dijo en su discursoe- mientras los trabajadores seguirían manteniendo la empresa funcionando con ninguna garantía de que la misma pase a control de los trabajadores. Lejos de ser un proyecto que controlaría a los empresarios irresponsables, resulta una garantía para especular sin riesgos, en la que el Estado provincial se haría cargo de la empresa preservándole el patrimonio a la patronal.
¿En qué condiciones quedan los trabajadores que mantuvieron funcionando la empresa cuando a los dueños se les ocurra volver y retomar la propiedad? Una propuesta de Ley como esta es funcional a lo peor del capitalismo salvaje.

Agenda digital San Luis:
¿Como piensa reforzarla? ¿Copiando dudosas inversiones que favorecen a Empresas creadas a medida y a monopolios como Microsoft, lejos de las Políticas de software público abierto y gratuito que promueve el Gobierno Nacional? solicitando asesoramiento a la procesada rectora de La Universidad de la Punta, en una causa que le costará millones al Pueblo de San Luis?

Viviendas para la Provincia:
Consideró un record la construcción de viviendas en San Luis desde el ‘83 en adelante, sin aclarar que sólo se hicieron hasta el 2005 y con fondos Nacionales del FONAVI,  este “record” se traduce hoy en una emergencia habitacional notoria y urgente producto del capricho de quienes son sus mentores políticos, los que no quisieron gestionar ante el Gobierno Nacional las 6000 Viviendas que éste había destinado a San Luis.
Desea continuar con las finanzas “Sanas” para unos pocos y tan enfermizas para otros; como así también con los aspectos centrales heredados de la gestión de Alberto Rodríguez Saá, es decir que le dará continuidad al subempleo, a la falta de política de Derechos Humanos, donde no se respetan los existentes pero se crean nuevos, a la indignidad de los docentes, al no respeto a las instituciones, la dependencia del Poder Judicial, etc.

Recordó a “Adolfo” y “Alicia” como autores de planes “exitosos”, mientras seguimos esperando algún proyecto en el senado de la Nación, que beneficie a TODOS los habitantes de la provincia de San Luis, nos preguntamos porque la exitosa gestión de Lemme esperó los últimos meses de los cuatro años para asfaltar las calles y, comunicarle a los inscriptos de las viviendas prometidas de que solo se trataba de un censo, entre otras deudas pendientes que dejó con los puntanos.
Nos preocupa enormemente el concepto de “éxito” que tiene el Gobernador.
Y por si esto fuera poco pretende erradicar la desocupación en San Luis, en el San Luis de La Radicación Industrial, en el san Luis favorecido por el acta de Reparación histórica, en el San Luis que tuvo muchas posibilidades de desarrollarse con igualdad de oportunidades para todos, pero que aquellos que sólo vieron la posibilidad de acumular poder y riqueza a costa de todos los sanluiseños, las echaron por tierra sometiendo al pueblo a partir de generarle necesidades y no permitiendo que ejerzan sus derechos.

Hoy en San Luis las fábricas no se abren, se cierran. El plan de inclusión no fue un plan de emergencia, sino una realidad impuesta desde hace casi diez años. Se intentó reemplazar nuestros docentes por computadoras y cuestionar la carga horaria.
Asusta que se copie y se continúe con esta política de exclusión y se pretenda seguir subestimando al pueblo elevando tres proyectos legislativos que se suponen parte del “cambio” cuando no hacen más que acentuar perversamente el modelo neoliberal-feudal reinante desde hace tres décadas en nuestra provincia.
Como en la jerga futbolística, “SIGA SIGA,…” señor Gobernador, pero tenga en cuenta que aquí si hay un árbitro que ve todo y es el PUEBLO.


7 de abril de 2012
KOLINA SAN LUIS 

No hay comentarios: