Escuchanos por Internet


en Web en Blog

23.3.07

Coordinación Provincial Programa “Juana Azurduy”


31° Aniversario del Golpe Militar
“Norma, Graciela, Josefina, María del Carmen, Elsa, Leonor Rosario, María Esther, Ana María...”
¡PRESENTES!



El Programa de Fortalecimiento de Derechos y Participación de las Mujeres “Juana Azurduy” recuerda y reivindica este 24 de Marzo, aniversario del último golpe miliar en Argentina (1976-1983), a las 8 mujeres puntanas detenidas-desaparecidas, que engrosaron la lista de uno de los aspectos más aberrantes de la dictadura como fue el secuestro y desaparición de las hijas e hijos de las compañeras y compañeros secuestrados, torturados y asesinados por el régimen militar.
Nuestras compañeras de género fueron parte de los 48 militantes del campo popular y social que soñaron un país distinto y pagaron con su vida ese sueño de cambio y justicia para todas y todos. Dos de ellas fueron secuestradas – desaparecidas en la provincia, el resto militaba fuera de San Luis.
§ Norma Morandi: oriunda de Justo Daract. Estudiante Universitaria. Miembro de la Juventud Universitaria Peronista (JUP).
§ Graciela Fiochetti: oriunda de La Toma, 21 años, soltera, empleada. Detenida el 21 de septiembre de 1976 en su domicilio. Dos días después de su secuetro el Subjefe de la Policía de la Provincia informó a la familia que había sido dejada en libertad, pero nunca más fue vista con su vida. Su cadáver fue encontrado en Las Salinas del Bebedero, quemado y con las manos amputadas. La familia reconoció el cuerpo pero la Policía negó la entrega del cuerpo aduciendo que no era Graciela Fiochetti. Nueve años después, en 1985, la Justicia Federal comprobó que un cadáver sepultado como NN en el Cementerio de los pobres en La Tma correspondía a la compañera desaparecida. Diez años después de su secuestro y asesinato la Cámara Federal de Mendoza entregó el cuerpo a los familiares. Los principales acusados del homicidio fueron el teniente coronel Carlos E. Plá y el comisario retirado de la policía puntana David Becerra. Fiochetti era miembro de la Juventud Peronista Universitaria (JUP).
§ Josefina Arias de Becerra: asesinada en Tucumán junto a esu esposo.
§ María del Carmen Del Bosco de Allende: oriunda de Villa Mercedes, 21 años, casada, estudiante de Psicología en la Universidad Nacional de Córdoba. Fue secuestrada por la Policía de la Provincia de Córdoba junto a su esposo (Carlos Juan Allende), en la madrugada del 15 de noviembre de 1975. Por testimonios corroborados judicialmente estuvo alojada en el campo de concentración “La Perla”.
§ Elsa A. Landaburu.
§ Leonor Rosario Landaburu de Catnich: oriunda de Villa Mercedes, 25 años, casada, Licenciada en Ciencias de la Educación. Fue secuestrada en su domicilio en Capital Federal el 31 de agosto de 1977. Al momento de su secuestro se encontraba embarazada de 8 meses.
§ María Esther Peralta: oriunda de Los Corrales. Tenía 3 hijos y estaba embarazada de cinco meses. El 29 de abril de 1976 miembros uniformados de la Policía Federal la secuestraron en Barracas (Capital Federal) junto a su marido Oscar Alfredo Salazar. Una persona secuestrada junto a ellos informó que María Esther permaneció detenida-desaparecida en la Comisaría 44° de Liniers, dependiente de la Policía Federal.
§ Ana María Ponce: nacida en San Luis, 25 años, casada, un hijo, profesora de Historia. Fue secuestrada por personal de la Armada el 18 de julio de 1977. Hay testimonio judicial de su paso por la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).
Como en la mayoría de los casos de detenidas-desaparecidas, entre las secuestradas de San Luis se encontraban mujeres embarazadas que fueron mantenidas con vida en los centros clandestinos de detención hasta la fecha de su parto. Existen constancias que las compañeras fueron torturadas pese a su estado y que la dictadura confeccionó un reglamento secreto para establecer el procedimiento a seguir organizando maternidades clandestinas dentro de los centros de detención o sus cercanías con médicos y enfermeras bajo mando militar.
Luego de producirse el parto, ese reglamento establecía el asesinato de la madre y la supresión de la identidad de las bebas y bebes a través de la confección de documentos falsos.
Las niñas y niños eran entregados a encubridores del asesinato de los padres biológicos que los inscribían como propios por los apropiadores y por adopciones ilegales.
Alrededor de 500 niñas y niños fueron secuestrados-desaparecidos y crecieron sin saber quienes eran ellos y sus padres.
Su búsqueda y recuperación fue una de las tareas más importantes de las organizaciones de derechos humanos y de la democracia una vez establecida en 1983.
Con ese fin desde los primeros años del gobierno militar se organizó la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo con el fin de buscar a las niñas y niños secuestrados-desaparecidos y apoyarlos en su recuperación.
En 1980 las Abuelas encontraron a las primeras dos nietas, Tatiana y Mara Laura Ruarte. Desde entonces y hasta octubre de 2006 han encontrado a 85 nietos.

“Los derechos de las Mujeres son Derechos Humanos”
Coordinación Provincial
Programa “Juana Azurduy”
San Luis – Argentina – Marzo 2007

No hay comentarios: