Escuchanos por Internet


en Web en Blog

18.6.08

Una trampa con salida

Una nueva puesta en escena del gobierno.
Una obra de teatro bien armada.
Más temprano, un ex presidente, hablando como si aún lo fuera, descargó todo el resentimiento, la impotencia y la soberbia mientras los aduladores de siempre le festejaban los chistes.
Más tarde, la presidenta de los argentinos habló para el País pero en el marco de un acto conmemorativo, como si lo que sucede no mereciera un mensaje exclusivo.
Los Kirchner aprendieron a fuego que la hegemonía de poder que pretenden crear debe disimularse ante los ojos de la comunidad. La jugada de ayer, fue buena, hay que reconocerlo. Ahora le toca al campo hacer su movida.Las protestas del lunes le dolieron duro al matrimonio. Nunca lo van a reconocer. Pero la sorna de Néstor lo dejo bien claro. Y cuando sienten que la popularidad les es adversa, aunque sea mínimamente, reaccionan con vehemencia. Nada mejor de lo ya visto se puede esperar. En el acto de esta tarde (por el miércoles 18) solo se va a destilar agresión y desprestigio hacia los hombres de campo. Todo el que de alguna manera piense distinto será denostado.Pero el fin último ha sido siempre quitarle legitimidad a la protesta. Convencer a la gente de que la medida es para que los pobres vivan mejor y sobre todo que es su derecho tomar cualquier medida inconsulta basada siempre en el triunfo electoral.
Cuando tomó legitimidad la idea de que afectaba a los productores chicos, sacaron la compensación a través de un subsidio.
Cuando se legitimó que destruía el mercado a futuro anunciaron con gran pompa la modificación de una alícuota que nada cambia.
Cuando era inocultable que la plata excedente nunca llegaría a los pobres anunciaron la ley de redistribución de la riqueza (todavía hoy no está en el congreso; las retenciones por decreto y en el acto, y la redistribución a la burocracia de las cámaras para convertirla en ley, vaya uno a saber cuándo). Y ahora que su autoritarismo y falta de democracia se volvió inocultable, este envío al congreso plagado de trampas.
Porque hoy nos enteramos que no es para debatirla, es para discernir por sí o por no.
Todas las medidas tomadas fueron pensadas por su efecto en la opinión pública y no por su utilidad real en el conflicto.
Y el campo, creo, falló en desarticular esa operación que hasta hoy le viene dando buenos resultados al gobierno.Esta movida puede ser el golpe más duro a la legitimidad de la protesta del campo. Todo depende de una acción coordinada, veloz y efectiva de la mesa de enlace. Creo que es muy importante que cada uno arrime su visión y su opinión así que me tomo el atrevimiento de enviar algunas acciones que pueden aportar.Los productores deben salir de las rutas.
En el discurso de la presidenta ayer, en más de una ocasión, hizo referencia al deber de la justicia de asegurar el tránsito.
Es claro que van a intentar transferir a los jueces el peso de la represión en los cortes, ya que ellos no tienen el desgaste político que le produce al gobierno el envío de gendarmería.
El énfasis en ese punto deja ver que se viene represión en las rutas a cargo de la justicia y los hechos violentos se los van a adjudicar a los productores.
Por eso creo que es el momento de dejar las rutas y dejar a libre decisión de los productores la comercialización, o no, de la cosecha.
En espera de la resolución del congreso los productores no deben comercializar ni un grano, pero no anunciado públicamente sino como consigna interna.
Los camioneros sin mover cereal seguirán la protesta en las rutas con cortes y el campo puede transferirle al gobierno el peso tanto de reprimir o no a este sector.Hay que refrendar el mandato de los legisladores. A nadie escapa que, en una gran obra teatral y con la mayoría automática del kirchnerismo, el congreso va a aprobar como ley el decreto 125. Inclusive es de esperar que lo haga a una velocidad nunca vista.
Pero la mayoría del gobierno no existe si los representantes de las provincias contrarias al sistema de retenciones actuaran en consecuencia.
Sin los diputados y senadores de Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires, Neuquén etc, el gobierno no lograría imponer la aprobación por simple mayoría. En la estrategia del gobierno se descuenta la alineación de esos diputados aun dando espalda al pueblo que les dio el lugar en la legislatura.
Este es el punto donde el campo puede dejar al descubierto la falta de legitimidad de esta operación mediática y parlamentaria basado en la sumisión a la caja. Como ejemplo, en Río Cuarto tenemos un Diputado Nacional, el Ingeniero Cantero. Hay que promover una consulta popular que genere el mandato que Cantero debe llevar a la cámara. Si no lo respeta tendrá el campo la herramienta para sustentar un reclamo de ilegitimidad de lo que se decida. No alcanza con un mandato del sector agropecuario. Hay que buscar darle fuerza apoyándose en un apoyo masivo de la ciudadanía.Por último, creo que es necesario que la mesa de enlace cuente con fondos importantes para generar nuevas estrategias de comunicación.
De 300 cortes que hubo en los momentos picos de la protesta, 150 deberían poder juntar montos importantes de dinero para ser utilizados, una parte en forma local y otra en forma nacional. Los argumentos del gobierno tienen claros puntos débiles donde apuntar campañas publicitarias que preparen el terreno de las futuras acciones, que sin duda el campo deberá afrontar.
Este tipo de comunicación nunca fue puesta en práctica en lo que va del conflicto y menos aún de forma orgánica, y la lucha a largo plazo la va a necesitar como herramienta importante.El gobierno pone trampas, crea laberintos, opera sobre la opinión pública. Los productores ha sabido luchar contra adversidades aún mayores que estas. En los nuevos tiempos del campo hay que saber dar la pelea en todos los ámbitos en donde se presente.Lic. Marcelo Righetti Miembro del equipo que produce Palabra Rural. www.palabrarural.com.ar

No hay comentarios: