Escuchanos por Internet


en Web en Blog

29.7.10

LOS DERECHOS HUMANOS EN SAN LUIS



Prof. Luis Alberto”Tochi”Moreno
Con aquello de “para muestra basta un botón”, se dice que un solo acto, una sola conducta personal o institucional sirve para mostrar cabalmente lo que esa persona o institución es en la realidad.
De ahí que lo que viene sucediendo desde hace 20 años con Nelson Madaff me permite decir alto y claro que este gobierno de la familia Rodríguez Saá no respeta los Derechos Humanos. Y que actuó y actúa con una lamentable sumatoria de incapacidad, ignoran-cia, cobardía y ensañamiento; ya que nadie en este momento de la vida provincial puede ignorar la verdad del caso Madaff. Pero todos callan por temor a encender la furia de Adolfo y Alberto y así perder la comodidad y seguridad de sus conchabos politiqueros.
Hace ya veinte años que Madaff fue acusado, encarcelado, torturado hasta enfermarlo gravemente e incapacitarlo para el trabajo por un crimen que nunca existió.
Nada les pasó a quienes lo torturaron, juez incluido. Tampoco a los superiores de quienes así actuaron. Tampoco los legisladores supieron jugarse cuando al juez Ochoa responsable del vía crucis de Nelson, se le pidió juri de enjuiciamiento.
Hace ya un año que el Superior Tribunal de Justicia ordenó el pago de una pobre indemnización a Nelson. Pero este gobierno que se muestra y propone al país como modelo a imitar, hizo sancionar una ley por la cual todas las condenas que reciba para que pague indemnizaciones, deben ser abonadas por la misma justicia. Además de la vigencia de una emergencia económica por la cual se desentiende de las deudas.
En estos últimos días Nelson, que contrajo SIDA en su injusto encarcelamiento; no recibe la debida atención médica en los centros de salud de la provincia.
Es evidente que hay una orden de ignorarlo, de esconder bajo la alfombra de los despachos oficiales este triste episodio de la vida sanluiseña. Un episodio que nos avergüenza a los sanluiseños y seguramente a todos los argentinos tan pronto conozcan la verdad de este caso. No en vano los hermanos Rodríguez Saá cuidan tanto sus relaciones con los medios nacionales.
Los funcionarios y legisladores oficialistas que presumen de defensores de los derechos humanos, callan o hablan de bueyes perdidos. Nunca de Nelson. Lo mismo la prensa oficialista.
Este caso basta y sobra para descalificar a este gobierno familiar y feudal, en el que los tres poderes por acción u omisión, le han destruido con saña la vida a Nelson Madaff; mientras le mienten al país sobre sus presuntas bondades.
Por mucho menos que esto, han caído funcionarios en el mundo entero.

No olvidemos nunca los nombres de los responsables, no merecen ni el saludo de compromiso que se suele dar a vecinos desagradables.
SAN LUIS. Julio 29 de 2010

No hay comentarios: