Escuchanos por Internet


en Web en Blog

26.8.07

Reportaje a Alberto Rodriguez Saa

“Cristina Kirchner es una tilinga”
El candidato a presidente por el “peronismo real” aún no tiene vice pero sí una enorme confianza para forzar un ballottage. Antes crítico de Menem, ahora uno de sus máximos defensores, el gobernador puntano revela en qué consiste su mundo imaginario llamado “Silium”, su pasión por la pintura, la escultura y los astros. Y cómo funciona la corrupción K.
Jorge Fontevecchia





“Menem es joven”
—¿Imaginaba a Menem tercero?
—Imaginaba la enorme cantidad de electrodomésticos y plata que circuló en La Rioja, reconocido por los candidatos. Casi una indignidad para La Rioja y una cachetada a la democracia. Pensaba que había una posibilidad de que en el cuarto oscuro la gente demostrara otra cosa. ¿Por qué? Si bien Menem es un personaje muy controvertido fuera de La Rioja, en La Rioja es absolutamente reconocido, querido. Podía suceder que en el cuarto oscuro la gente se sintiera libre, se desprendiera de la presión del electrodoméstico. Bueno, eso no sucedió.
—¿Y por qué pudo desprenderse la gente de la presión del electrodoméstico en Misiones y no en La Rioja?
—Quizá fue la presencia de la Iglesia, muy fuerte, que le dio un carácter tal vez más romántico o más idealista a la elección.
—¿Menem ya fue, como dice Beder Herrera, el triunfador riojano?
—Yo diría que Menem va a seguir siendo una figura importante en la práctica política, él es un hombre joven. El está permanentemente pensando y sería bueno tenerlo de consejero...
—¿Cómo joven?
—Sí, porque increíblemente uno conversa con él y tiene el conocimiento joven de todo lo que está pasando, y de la picaresca, las maniobras, la estrategia, los planes, la decisión, con mucha juventud. Ojo, no quiere decir el pensamiento político ideológico. A ver, ante una situación, el que más rápido la va a resolver posiblemente sea Menem, actuando con frescura en la decisión, con rapidez, con celeridad.
—¿Le da tristeza ver a Menem tercero en su propia provincia?
—Me da tristeza el pueblo riojano, Menem tuvo mucha dignidad, fíjese que aún derrocado tuvo tanta altura, dijo: “Perdonen si los hice ilusionar”. Hay que ser un general, porque las derrotas nadie se las adjudica.
—¿El pueblo riojano no está siendo digno?
—No, a mí me ponen muy mal estas actitudes.
—¿No cree que el pueblo siempre tiene razón?
—El pueblo es el motor de la razón, lo que dijo el pueblo se convierte en una verdad, y después se justifica y se viola. Y hay que seguir eso, qué le vamos a hacer. Pero la frase “el pueblo siempre tiene razón” yo la reinterpretaría.
—¿Se equivoca el pueblo argentino cuando le da 70% de valoración positiva a Néstor Kirchner?
—Se equivoca la oposición, que tal vez no hizo lo que tenía que hacer y ha quedado este vacío que termina siendo así.

“De Vido es un descarado”
—¿Cómo se imagina la relación entre un Néstor Kirchner ex presidente y una Cristina presidenta?
—Yo lo veo (a Néstor Kirchner) conspirando todo el día, generando internas, sobre todo manejando negocios del Estado. Lamentablemente es así. Yo estuve inaugurando una autopista de 176 kilómetros, es la obra pública más grande que se ha hecho en la Argentina en los últimos cuatro años, Kirchner no puede exhibir ninguna obra de esa magnitud. La obra costó 180 millones, o por ahí; es un millón de pesos y un chiquitito más por kilómetro. En Mendoza, el señor Cobos, con plata del Estado nacional, hace tres veces menos en tres veces más tiempo y cuesta tres veces más caro. Tres millones de pesos la autopista (por kilómetro), son 50/60 kilómetros...
—¿La autopista de Cobos costó tres veces por kilómetro las de San Luis?
—Tres en Mendoza, uno en San Luis.
—¿La causa es la corrupción?
—En Tres de Febrero, hace quince días, Kirchner junto a Curto y De Vido da la licitación de una autopista de 4 kilómetros que costará 82 millones de pesos: 20 millones el kilómetro de autopista. Es una guarangada de sobreprecios, es exorbitante, él no puede ignorar esto.
—¿Kirchner no puede ignorar que hay corrupción?
—Que hay corrupción y que esto que firmó es un sobreprecio, y que hay sobreprecios en las obras públicas, en el Ministerio del señor De Vido.
—¿De Vido es Kirchner?
—De Vido es Kirchner. No lo veo a Kirchner sino conspirando atrás de la señora y haciendo negocios personalmente.
—¿Imagina a Cristina algún día echando de la Quinta de Olivos a su marido, cansada de él, como hizo Menem con Zulema?
—Salvo que él le haga un desprecio público; si no, no, obvio.
—¿No cree que Cristina tratará de diferenciarse de su esposo?
—Absolutamente en nada, absolutamente en nada. Va a tener, es ese lenguaje que tiene, que no deja de ser una tilinguería porque no sabe qué quiere decir, no da ningún mensaje a la sociedad, lo que quiere o desea escuchar de los problemas nacionales. Tiene una actitud gestual que sobrepasa lo que verbalmente está diciendo. Casi una actuación.
—¿Usted cree que un gobierno bicéfalo podría crear un problema institucional?
—No, cero bicéfalo.
—¿Porque va a mandar ella?
—No, va a mandar el señor Kirchner.
—Acerca de De Vido: ¿la existencia de autopistas que cuestan 20 veces más por kilómetro que las suyas le hace sospechar que en Planeamiento hay una organización mafiosa?
—No, no llegaría a tanto. Es un descarado, corrupto, sentado en el ministerio, donde está haciendo gravísimo daño al país, con toda esta improvisación, falta de planes, solamente armando negocios, que generalmente tampoco terminan. No termina la realización, comienza el negocio y muere ahí. Todas las mañanas nos despertamos y lo escuchamos a Kirchner hablando en la Casa de Gobierno y firmando decretos de obra públicas, y uno se pregunta dónde están, no inauguró ninguna nunca.
—Usted es abogado, ¿se refiere a una asociación ilícita?
—Sí, esto es evidente.
—Y cree que el Presidente se va a dedicar a eso.
—Yo tomaría el acto de la firma de la autopista en Tres de Febrero. Estaban Curto, De Vido y Kirchner; lo que se leyó, lo que se habló, lo que dijeron, es un valor de 82 millones para 4 kilómetros y medio de autopista, es un valor de 20 millones de pesos por kilómetro. Kirchner, conversando con él, las veces que he hablado, tiene perfectamente en claro los valores de una autopista, de una ruta. De Vido lo debe saber. Y Curto sería el cartero, para ya completar la asociación ilícita, si lo sabe.
—¿Cómo se explican los 800 000 dólares de la valija del venozolano en el avión de la mano derecha de De Vido?
—El avión tenía que aterrizar en un lado y lo hizo en otro. Bajaron con impunidad total. Se sorprende porque lo controlaron. Aparentemente venían muchos más, y uno solo apretó la luz roja.

Las actrices
—Supongamos que llega a la Presidencia: ¿qué rol tendría Esther Goris en la Casa Rosada?
—La señora Esther Goris no participa en política. No hablamos de política y hemos aclarado perfectamente que ella en la campaña no va a participar, no quiere. Salvo que tenga algún interés especial porque sea un hecho que tenga un atractivo especial, que participaría como una militante más. Ella además ha dicho que no tiene afiliación peronista ni pertenece al peronismo.
—En la campaña, ¿ayudaría la imagen que ella tiene de haber sido la última Evita del cine?
—Categóricamente, nosotros no vamos a jugar esa asociación ni la vamos siquiera a mencionar, no nos interesa. Nos parecería un golpe bajo a Esther Goris, a la señora Eva Perón y a los políticos.
—Y para usted, en su inconsciente, ¿el hecho de salir con la última Evita del cine no tuvo nada que ver?
—(Risas) No, para nada.
—Entonces usted la ve a ella, no a Evita.
—(Risas) Para nada. Categóricamente, para nada. Es más, tenemos que pensar y repensar con ella, y lo hemos hablado, de evitar cualquier tipo de situación de proximidad.
—¿Qué edad tiene usted y qué edad ella?
—Yo tengo 58 recién cumplidos y ella, muchos menos.
—¿Qué fantasías le genera, aparte de las que cualquier mujer puede generar en un hombre, sobre todo si ella es más joven?
—Le diría que más que una fantasía es una realidad. A cualquier hombre le encanta tener una mujer talentosa. Esther es escritora también, talentosa, inteligente y muy bonita.
—¿Le debe a su pareja Esther Goris el interés y el impulso al cine nacional?
—No, no. Ella es muy cuestionadora de la forma con la que se lleva la ley de cine. Yo le he pedido, y lo entiendó, que yo tengo una distancia y así son las cosas. Ella cuestiona mucho las cosas que hacemos, piensa que podríamos tener mucho mejor excelencia. A veces se apasiona también por ciertos personajes que afectan la ley de cine, y bueno, la burocracia maneja la ley de cine, y yo estoy en el rol de gobernador y ella en el rol de esposa.
—Además de Esther Goris a usted se lo relacionó con otra actriz, Leonor Benedeto.
—Como este artículo va a ser leído por muchos lectores altamente inconvenientes para mi vida personal, voy a referirme al hermoso romance que tengo con Esther Goris, a quien quiero mucho y es mi pareja. La señora Esther Goris es una señora hermosa, inteligente, talentosa, de la que cualquier ser normal se enamoraría.
—¿Y a qué se debe su predilección por artistas?
—Ese gusto es de una excelencia espectacular, qué puedo decir. Me encanta.
—¿Está diciendo que su gusto es refinado?
—(Se ríe) Más que refinado.





Más entrevistas de Jorge Fontevecchia
Reportaje a Rafael Bielsa
Reportaje a Ricardo Lorenzetti
Reportaje a Hermes Binner
Reportaje a Adolfo Rodriguez Saa
Reportaje a Anibal Ibarra
Reportaje a Jaime Duran Barba
Reportaje a Ramon Puerta
Reportaje a Ricardo López Murphy
Reportaje a Gabriela Michetti
Reportaje a Fernando de la Rúa
Reportaje a Carlos Menem
Reportaje a Francisco de Narváez
Reportaje a Jorge Sobisch
Reportaje a Eduardo Duhalde
Reportaje a Domingo Cavallo
Reportaje a Jorge Brito
Reportaje a Roberto Lavagna
Reportaje a Elisa Carrió
Reportaje exclusivo a Felipe Solá
Reportaje a Jorge Telerman
Reportaje a Eduardo Eurnekian
Reportaje a Mauricio Macri
www.perfil.com

No hay comentarios: