Escuchanos por Internet


en Web en Blog

19.6.08

MORIR POR 100 PESOS

El joven muerto en la Plaza no conocía la Ciudad




Era la primera vez que Carlos Marriera pisaba Buenos Aires y lo había tentado un amigo.
Por el viaje recibió “$100, dos sánguches y una gaseosa

[100 pesos argentinos = 32 dólares]

18.06.2008

Una farola de Plaza de Mayo mató por accidente a Carlos Marriera, un chico tucumano de 21 años que llegó en un típico viaje organizado por punteros políticos. Era la primera vez que visitaba Capital Federal. (Télam)

El joven tucumano que murió hoy al caerle en la cabeza una farola en Plaza de Mayo, se llamaba Carlos Marriera, tenía 21 años y había llegado a Buenos Aires por primera vez junto con un contingente de 2000 personas provenientes de varios puntos de la provincia, en un típico viaje organizado por punteros políticos de base, para participar del acto de apoyo a la Presidenta Cristina Fernández.

Uno de sus compañeros, quien solicitó reserva de su identidad, reconoció que para participar del acto kirchnerista se le habían entregado "100 pesos, dos sánguches y una gaseosa". El testimonio fue recogido por la agencia DyN de una persona que integraba la delegación tucumana, en inmediaciones del Hospital Argerich, adonde el joven fue derivado de urgencia y luego murió.

Marriera había terminado la escuela secundaria el año pasado, estaba buscando trabajo y decidiendo qué estudiar. Vivía en la ciudad de Lules y, como no conocía Buenos Aires, decidió viajar junto a un grupo de amigos y su hermano. En diálogo con Crítica de la Argentina, el padre del joven negó que su hijo fuera trabajador municipal y militante -como había informado un amigo a DyN-: "Sólo había viajado para conocer la ciudad".

En medio de lágrimas y escenas de dolor, sus compañeros realizaron un aplauso en memoria de Carlos y casi una hora después, cerca de las 13, se distribuyeron en los 21 micros en los que habían llegado para regresar a Tucumán.

"Con esto entendemos que a Carlos le esperaba un destino trágico que nos podía haber tocado a cualquiera de nosotros. Hace un rato estábamos todos juntos caminando en Plaza de Mayo a la espera del acto, pero ahora ya no lo tenemos a nuestro lado", dijo angustiado Facundo Marena, uno de los pocos acompañantes del joven fallecido que quiso hablar.

Como el resto de sus compañeros de ómnibus, el joven había iniciado el viaje, cantando alegremente folclore, hasta que, en los primeros minutos de la madrugada, se durmió y descansó hasta llegar a Buenos Aires, recostado en una de las butacas de la quinta fila del micro.

Cerca de las 5:30 de la mañana, Carlos despertó y desde la ventanilla conoció la Capital Federal, hasta que finalmente el recorrido terminó en inmediaciones del Congreso Nacional y, junto a sus compañeros descendió y caminó lentamente por la avenida de Mayo, hasta llegar a la Plaza. Desde allí llamó a su mamá y le dijo "que estaba muy bien, que era un día radiante".

Alrededor de las 11, el joven sufriría el trágico accidente que una hora después, a las 12.15, provocaría su muerte.

Pocos minutos antes de las 15, su cadáver era retirado del hospital Argerich para ser trasladado a la Morgue Judicial de esta Capital Federal. Ante la tragedia, la Provincia puso a disposición el avión sanitario para el traslado de los restos, según lo confirmó el secretario General de la Gobernación, Ramiro González Navarro.

EXPLICACIONES DEL GOBIERNO PORTEÑO. Luego del fatal accidente, el gobierno encabezado por Mauricio Macri emitió un comunicado a través del cual se separa del fatal accidente en el que murió Marriera.

"El accidente se produjo por la caída de una farola que sufría la sobrecarga de carteles partidarios colocados violando una ordenanza por la cual se prohíbe expresamente colgar elementos de las luminarias públicas", consignó el comunicado.

Además, el Ministerio de Ambiente y Espacio Público, que encabeza Juan Pablo Piccardo, indicó que "un equipo técnico verificó la infracción, que las luminarias de la plaza recibieron mucha presión de los pasacalles por el accionar del viento y que por ello se cayó la lámpara".

Por otra parte, el gobierno de Mauricio Macri aseguró que "el SAME informó que la ambulancia que atendió al joven herido en la plaza 'tardó cuatro minutos' desde el pedido de auxilio, que se registró a las 11:19".

"A las 11.23 estaba en el lugar personal de SAME de Zona 4 y se comenzó a tratar al paciente que sufría un traumatismo grave de cráneo", señaló el organismo de emergencias que también agregó que al llegar fueron agredidos por un grupo de "manifestantes alcoholizados que se encontraban en el lugar"
http://criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=5921

No hay comentarios: