Escuchanos por Internet


en Web en Blog

3.6.08

Solá y Reutemann, por caminos alternativos

VOCES CRITICAS DENTRO DEL KIRCHNERISMO CUESTIONAN LA POLITICA OFICIAL
Y EL DISCURSO RURAL

Fieles a sus propios estilos, Carlos Reutemann y Felipe Solá volvieron a tomar distancia del Gobierno en medio del conflicto con los ruralistas.
“Después de 80 días de discusiones, me da la impresión de que no hay voluntad de arreglar”, dijo el ex gobernador santafesino sobre el Gobierno y volvió a defender la posición “del campo” como productor agropecuario: “35 por ciento (el porcentaje de retenciones que se aportaba antes de la suba) no es contribuir poco al Estado nacional”. El ex gobernador bonaerense, en cambio, tomó distancia de los productores que expresan “una especie de altar a la bronca espantoso”, pero exigió que el Estado “debe actuar” y no “sentirse como parte ofendida”, además de arremeter contra “las burradas” del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

Igual que los cordobeses Juan Schiaretti y Juan Manuel de la Sota y el entrerriano Jorge Busti, Reutemann y Solá son parte de las voces disidentes en el oficialismo y en el PJ kirchnerista, aunque sin llegar a conformar todavía un coro. El ex piloto de Fórmula Uno ya había manifestado su bronca en contra del aumento de las retenciones recorriendo en una moto de alta cilindrada los piquetes rurales en Santa Fe y a través de una carta abierta a Néstor Kirchner, en la que rechazó el convite pejotista para alinearse con el Gobierno. Solá programó su propio tour mediático para expresar sus cuestionamientos a la política oficial. Ayer, Reutemann eligió una entrevista radial para manifestar su malhumor. “No lo veo al Gobierno dispuesto a otorgarle más al campo de lo que otorgó el otro día, y pienso que es un error”, aseveró a Radio 10 el senador santafesino, quien consideró que “el nudo del problema” es que las autoridades nacionales piensan que “retroceder” con las medidas “es como sufrir una derrota política”.

“Hay muchas realidades entre propietarios y arrendatarios, hay una variación enorme. La rentabilidad que tanto se menciona tiene mucha variabilidad. Se habla de que la gente levanta la plata con pala, y hubo algunos que hasta perdieron”, insistió Reutemann antes de referirse al “esfuerzo” de los productores: “Algunos deben salir a sembrar afuera y sembrar afuera no es vivir en Puerto Madero (donde tiene sus oficinas el ex presidente Kirchner), sino en una casilla, y pasar frío”. Después lanzó una advertencia: “La gente joven en el campo está muy dispuesta a seguir con este tema”, es decir, continuar con el paro y cortes de ruta.

Solá eligió otro camino para manifestar sus diferencias. Primero se refirió a la “sacralización de la bronca” que realizan los productores agropecuarios donde “se puede citar al Gobierno y decir cualquier cosa”.

A quienes cuestionó argumentando que entre los ruralistas “hay gente educada, con estudios terciarios, que se convierte en patota de pseudolinchamiento haciendo escraches como el que padeció el diputado Agustín Rossi”, el jefe de la bancada kirchnerista en la Cámara baja.
Luego, el diputado bonaerense criticó al Gobierno. “Del otro lado también he defendido la posición mía de condenar las burradas de Moreno”, entre las que mencionó “la asociación con los importadores (que) robaron lisa y llanamente plata con el trigo”, al comprar “el trigo a los productores con las retenciones menores que las que después el Gobierno puso”. Solá descalificó las acusaciones de Carlos Kunkel a Hermes Binner, cuestionó “la extrema ideologización del conflicto” y reclamó al Gobierno que “no actuemos como parte ofendida, actuemos como Estado”.

No hay comentarios: