Escuchanos por Internet


en Web en Blog

26.3.12

Diputado Nacional Walter Aguilar

El Diputado nacional del bloque Frente Peronista, Walter Aguilar, presentó la pasada semana un Proyecto de Ley para modificar la norma que regula la comerciallización de cigarrillos. Con este proyecto se pretende que todas las etiquetas unifiquen su papel y color, incrementa la superficie de la marquilla para advertencias e imágenes de enfermedades vinculadas al tabaquismo y prohibe el uso de logotipos oblligando a las empresas a identificar el nombre de las marcas, todas de todas las empresas, con la misma tipografía, tamaño de texto y color.

Los fundamentos del proyecto de Ley recuerda que el tabaco es la principal causa de muertes prevenibles, enfermedades y discapacidades en el mundo. El humo producto de la combustión del tabaco contiene más de 4.000 componentes, de los cuales más de 50 son sustancias que producen cáncer.

Más de cinco millones de personas mueren en el mundo cada año por esta causa. En nuestro país son más de cuarenta mil, lo que representa el 16 % del total de las muertes de personas mayores de 35 años.

Y esta es sólo una dimensión del drama, que se da en las familias que pierden a sus integrantes, ya que las enfermedades que produce el tabaco requieren costosos tratamientos que en ocasiones afrontan las obras sociales, las empresas de medicina prepaga o, directamente, el sistema público de salud.

En todo el mundo los estados desarrollan políticas tendientes a disminuir el consumo de tabaco y minimizar las consecuencias. En Argentina se dió un paso muy importante con la Ley N° 23.344 luego reemplazada por la 26.687 que, entre otras medidas, limita la publicidad de cigarrillos y obliga a imprimir en sus empaques, leyendas con advertencias sobre las causas del tabaquismo para la salud.

Esta iniciativa que hoy presentamos pretende dar un paso más en idéntico sentido. Con su aprobación, se unificarán todos los paquetes de cigarrillos, los que se identificarán con una tipografía igual y pequeña; sin ningún logotipo ni imagen persuasiva.

En palabras del diseñador Joan Costa “constreñir todas las marcas a una tipografía estándar es lo peor que les pueden hacer (a las tabacaleras). Las convierten en un producto sin glamur, casi de economato de posguerra. Y los cigarrillos —como las bebidas, como los perfumes...— no solo son lo que objetivamente son (tabaco picado rodeado de papel fino, en el caso de los cigarrillos) sino también lo que sugieren”.

Para introducirnos un poco más en la disciplina conocida como mercadotécnia, continuamos citando a Costa, que asegura que luego de la prohibición de la publicidad masiva “las marcas solo pueden sugerir un estilo por medio de los paquetes en los espacios que les dejan libres las fotos terroríficas y los avisos de ‘Fumar es perjudicial para la salud’. Lucky Strike juega con el paquete blanco y el potente círculo rojo; Kent, con la «E» con el palo superior decapitado; Marlboro, con su tipografía alargada y su peculiar pentágono rojo; Kool, con el verde fresco y las «OO» entrelazadas; Pall Mall, con la tipografía art nouveau; Camel, con las letras arabizantes, el camello, las palmeras y las pirámides”.
Es menester reconocer que esta Ley está inspirada en una similar aprobada por el Parlamento Australiano, a mediados de 2011. Pero la idea original pertenece a otro diseñador -Tibor Kalman- que en 1997 diseño una etiqueta de cigarrillos sin nombre y la fundamentó, sintéticamente, con este razonamiento:


  • Una marca representa un grupo al cual se pertenece: Coca Cola o Pepsi; Nike o Adidas, etc.
  • Los productos son esencialmente idénticos; su identidad de marca es la única diferencia. La ventaja competitiva es el nombre de marca, no las características del producto.
  • Una manera de reducir la deseabilidad de un producto podría ser reduciendo el grado de “prestigio” o “identificación” de la marca. En el caso de los cigarrillos, la identidad de la marca es crucial en el diseño del embalaje. La cajetilla indica a qué club perteneces. Es un accesorio personal, algo que siempre llevas contigo. Es tu insignia.
  • Eliminar el “romanticismo” de la marca -la insignia del club- convertiría la compra de cigarrillos en algo “igual de interesante que la compra de aspirinas (genéricas)”, o clavos en una ferretería.

Finalmente, es probable que, como ha pasado en el País en donde referenciamos esta iniciativa, las multinacionales tabacaleras amenazarán con acciones legales y denunciarán supuestos ataques a la libertad de comercio o similiar. Para los firmantes de este proyecto, señor presidente, y seguramente para todos los integrantes de este cuerpo, el derecho a la vida y la salud de los argentinos se encuentran por encima de cualquier derecho empresarial y/o comercial.

No hay comentarios: