Escuchanos por Internet


en Web en Blog

26.6.08

El número de votos que no llega

Néstor Kirchner quiso ayer reunirse con los legisladores del Frente para laVictoria para disciplinarlos detrás de su objetivo: que el Congreso convalide sin modificación el régimen de retenciones móviles resuelto por su esposa el 11 de marzo. Pero no pudo hacerlo.
No quedaría bien que los diputados y los senadores suspendan sus actividades para ir a encontrarse con el jefe del partido en un día de sesión?, confió uno de los invitados a La Nacion. Y agregó: ?Podría haber inasistencias que desnuden que todavía no tenemos el número para aprobar la ley tal cual la quiere Néstor?.
Al oficialismo le faltan entre 15 y 20 votos para alcanzar la mayoría. La hipótesis de que el paso de los días corregiría esa dificultad es cada vez menos segura. La presión social sobre el Congreso amenaza con el efecto contrario. Por eso importantes legisladores peronistas adelantaban ayer que en las próximas horas podrían pedir permiso a Kirchner para introducir en el régimen de retenciones los cambios que permitan conseguir el número necesario para aprobar la norma. Nada más alejado, hasta ahora, de la imaginación del santacruceño.
Ayer apareció otro riesgo. Además de dar señales de que no cuenta con el número necesario, al Frente para la Victoria también el método se le escapó de las manos. La moda de los autoconvocados se infiltró en el Parlamento. Oradores a quienes nadie había invitado se mezclaron con los legisladores para realizar su catarsis en un plenario que parecía regirse por la consigna "vi luz, entré y hablé". El temor a que el discutible prestigio del Poder Legislativo sucumbiera bajo esa estudiantina ganó a todos los bloques. Cualquier medida que se sancione podría ver mellada su legitimidad por el contexto en que fue tramitada.
Estos signos de desorden llevaron a Kirchner a tomar, en persona, las riendas de la operación legislativa. Nada contra ese avance sobre las bancadas del Gobierno. El país ya se está acostumbrando a manifestaciones más audaces de caudillismo. Por ejemplo, a que desde la presidencia del PJ se le garantice a la CGT un aumento de salarios. Increíble privatización del poder del Estado.
En su comando, Kirchner se hace asistir por Alberto Fernández y está en contacto permanente con los presidentes de las Cámaras, José Pampuro y Eduardo Fellner, y de los bloques, Miguel Pichetto y Agustín Rossi. El vicepresidente Julio Cobos es ignorado: en Olivos lo suponen contaminado por el "clima destituyente" que denunció días atrás un grupo de intelectuales oficialistas. Cobos recibirá hoy al cardenal Jorge Bergoglio, quien en el teatro mental de los Kirchner hace el papel de padre de todas las conspiraciones.
* * *
El alto mando constituido en Olivos no está resultando todo lo eficiente que se esperaba. El santafecino Rossi está atormentado por los intendentes de Santa Fe. Los escraches a su casa de Rosario casi lo hacen renunciar. Por eso Kirchner dispuso que una guardia pretoriana siga a toda hora al quebradizo presidente de su bloque en la Cámara baja: los diputados Carlos "Cuto" Moreno, Dante Dovena y Carlos Kunkel prestan esos servicios.
Otro punto flojo en el tejido es el titular de la Comisión de Agricultura, Alberto Cantero Gutiérrez, quien también fue víctima de la agitación de los chacareros frente a su domicilio.
En los últimos días a Cantero le pasó algo peor: el radicalismo arrasó en su ciudad, Río Cuarto. El conflicto con el campo ya le había impedido al diputado competir como intendente.
Otra pieza inestable es Walter Agosto, el presidente de Presupuesto y Hacienda. Ex ministro de Economía de Jorge Obeid en Santa Fe, Agosto es hoy aliado de Carlos Reutemann.
Para más detalles: Obeid y Felipe Solá encabezan la disidencia del bloque del Frente para la Victoria, donde se proyectan los alineamientos generales de la interna peronista.
Esta ola de incertidumbre corroe también al kirchnerismo en el Senado. El cordobés Roberto Urquía -presidente de Aceitera General Deheza-renunció ayer a la titularidad de la Comisión de Presupuesto y Hacienda y avisó que se abstendrá en las votaciones. Lo reemplazó un amigo de Jorge Capitanich, el correntino Fabián Ríos.
Las fragilidades del oficialismo no se corresponden con un fortalecimiento parlamentario de la oposición. Por eso la crisis política podría agigantarse.
En el caso de Kirchner, sus dificultades para controlar al oficialismo parlamentario son una demostración de un proceso más amplio de pérdida de poder, que hace 15 días tuvo una manifestación en el campo judicial.
Varias cámaras federales del interior recibieron una notificación del Consejo de la Magistratura, controlado por el Gobierno, para que informen la conducta asumida por los jueces de sus jurisdicciones durante el "lockout agropecuario". Uno de los receptores de la circular consultó a la Corte sobre la actitud que debía adoptarse ante esa singular indagación. Desde la cercanía de Ricardo Lorenzetti, el presidente del máximo tribunal, recomendaron: "No la conteste y, si le parece oportuno, dé a publicidad el pedido". Así se hizo.
http://ar.news.yahoo.com/s/25062008/59/n-politics-1024800-n-mero-votos-llega.html

No hay comentarios: